mios-13.png
 

Sentir nostalgia en mi vida ha sido algo importante para hacer ahora lo que hago, desde que era niña me encantaba ver la caja de fotos antigüas de la familia imaginándome quien era cada personaje en ella. Me encanta saber la historia detrás de la imagen o al menos imaginarla y ver la importancia que van tomando al pasar el tiempo. Justo ese sentimiento, me hace querer parar el tiempo, y respirarlo con toda mi alma.

181021-mas-para-mi-59.jpg

Junto a Piero, somos papás de Massimo y Carissa, ellos tres me han llevado por un camino hermoso de subidas y bajadas, y es con ellos sé que estoy viviendo la mejor parte de mi vida. 

Con ellos he comprendido el verdadero valor de una fotografía.

De mi niñez tengo fotografías contadas, a las que me aferro con todo el corazón porque quiero sentirlas reales, tal y como fueron.

Esta foto significa mucho para mi porque toda mi familia está ahí. El momento que mi mamá decide quedarse atrás, tomar la cámara y hacer una foto así me emociona tantísimo, sumado a que mi papá es el único que voltea a verla me puede más.

Esta foto significa mucho para mi porque toda mi familia está ahí. El momento que mi mamá decide quedarse atrás, tomar la cámara y hacer una foto así me emociona tantísimo, sumado a que mi papá es el único que voltea a verla me puede más.

Cuando nació mi primer bebé, decidí documentar todos mis días hasta el día de hoy, después de 5 años de diario agarrar mi cámara y no soltarla, tengo la sensación increíble de que nada se me olvidará, es tan corto el tiempo que estarán pequeños que soy la primera en la fila para admirarlo. 

Empecé a documentar nuestra vida día a día por ellos pero ahora me doy cuenta que lo hago más para mí, para no olvidar, para ver las fotos y recordar la mirada única que le hace Piero a Carissa, cómo Massimo me pide que lo abrace y lo cargue sabiéndose enorme, cuando Carissa me pedía mi mano para seguir caminando, cómo admira tanto a su hermano que se muere de risa aunque él no esté haciendo nada gracioso. 

Estudié hace mucho foto y no comprendí nada. Cuando por fin pude comprarme una cámara profesional, del modo manual no la cambié, y sólo así, fue como realmente aprendí a usarla (también te puedo enseñar a usar la tuya). Ahora, todos los días no se me esfuman sin que la use.

Busco fotografiar a familias que lo que más les importe en la vida sean los suyos, lo mucho que se aman y demostrarles cada día solo eso.

Si lo que buscas son fotos de estudio, posadas, pensadas, sonriendo y viendo directo a la cámara, no creo ser tu fotógrafa, pero si lo que quieres ver en ellas es amor del verdadero ¡sí que lo soy!